viernes, 5 de diciembre de 2008

Atahualpa Yupanqui

Cantos del Sur (Poemas)

Anduvo de pago en pago, y en ninguno se quedo
forastero en todas partes, destino de trovador.
Un día le pidió al viento que lo hiciera payador
y el viejo viento surero los secretos le enseño,
y le lleno la guitarra de cantos en "Mi" menor.

Bajo el ombú solitario como un gaucho medito;
probo su voz en la Cifra, el Rasguido se encendió;
en la Milonga Surera serios asuntos trato',
y alzando poncho y viguela de su rancho se alejo'
y anduvo de pago en pago, y en ninguno se quedo'.

Le fue creciendo la fama de Dorrego a Realico',
de Bahía a Santa Rosa; del Bragado al Pehuajo',
paso por el Pergamino, allá por el veintidós,
cruzo la tierra entrerriana con rumbo al Huayquillaro',
tal vez pa' pitarse un chala bajo los ceibos en flor,
y anduvo de pago en pago, y en ninguno se quedo'.

Tanto torearlo al destino, el destino lo "pialo'".
Volvía buscando pampa, como vuelve un trovador,
contemplando las gramillas, por esos campos de Dios,
volvía buscando pampa, como vuelve un trovador,
rico de lindas riquezas: guitarra, amigos, canción.
En la mitad del camino se le canso' el corazón
y entro de golpe al silencio, y el silencio lo tapo'.

Lo mentaron algún tiempo el Peón, el Estibador,
el Hombre de Siete Oficios, los paisanos del Frontón,
y como la vida tiene su ley y su sin razón,
le fue llegando el olvido, y el olvido lo tapo'.

Don Luis Acosta García se llamaba el payador,
hombre nacido en Dorrego y que mucho trajino',
Hombre de lindas riquezas: guitarra, amigos, canción
Don Luis Acosta García: lindo nombre pa' un cantor!
que anduvo de pago en pago y en ninguno se quedo'

Atahualpa Yupanqui