jueves, 4 de diciembre de 2008

Charles Bukowsky


A Solas con todo el Mundo
La carne cubre el hueso

y dentro le ponen

un cerebro y a veces un alma

y las mujeres arrojan

jarrones contra las paredes

y los hombres beben demasiado

y nadie encuentra al otro

pero siguen

buscando de cama

en cama,

la carne cubre

el hueso y

la carne busca algo más carne.

no hay ninguna posibilidad:

estamos todos atrapados

por un destino

singular.

nadie encuentra jamás al otro.

los tugurios se llenan

los vertederos se llenan

los manicomios se llenan las tumbas se llenan

nada más se llena.