viernes, 12 de diciembre de 2008

Manuel Altolaguirre

Era mi dolor tan alto
Era mi dolor tan alto,
que la puerta de la casa
de donde salí llorando
me llegaba a la cintura.

¡Qué pequeños resultaban
los hombres que iban conmigo!
Crecí como una alta llama
de tela blanca y cabellos.

Si derribaran mi frente
los toros bravos saldrían,
luto en desorden, dementes,
contra los cuerpos humanos.

Era mi dolor tan alto,
que miraba al otro mundo
por encima del ocaso.

Manuel Altolaguirre

6 comentarios:

Antonia López dijo...

Excelente y conmovedora selección, mi querido compañero.
Antonia.

Anónimo dijo...

Excelente y conmovedora selección de poemas, querido compañero de la poesía y la canción. Antonia

Antonia López dijo...

Excelente y sensible selección de poemas, querido compañero. Yo también los leo. Antonia

Anónimo dijo...

Excelente y sensible selección de poesía, mi querido compañero. Antonia

Anónimo dijo...

Excelente y sensible selección de poemas, querido compañero,alma sensible. Antonia

Anónimo dijo...

Excelente y sensible selección de poesía querido poeta alma sensible compañera. Antonia.¿Debo continuar completando todo el espacio en blanco que resta para que el protocolo de este blog me permita lo que escribí al principio, hasta el punto y seguido?. Espero, en realidad, que este no sea el motivo de que fallen los envíos que sucesivamente intento efectuar.