viernes, 12 de diciembre de 2008

León Felipe


Como aquella nube blanca

Ayer estaba mi amor
como aquella nube blanca
que va tan sola en el cielo
y tan alta, como aquella
que ahora pasa
junto a la luna de plata.

Nube blanca, que vas tan sola en el cielo
y tan alta, junto a la luna de plata,
vendrás a parar mañana, igual que mi amor,
en agua, en agua del maramarga.

Mi amor tiene el ritornelo del agua,
que, sin cesar, en nubes sube hasta el cielo
y en lluvia baja hasta el mar.

El agua, aquel ritornelo, de mi amor, que,
sin cesar, en sueños sube hasta el cielo
y en llanto baja hasta el mar.


León Felipe